CelebraciÓn 500 aÑos de la reforma protestante

Marco histÓrico de la reforma protestante

La Reforma Protestante
El surgimiento de la Reforma Protestante es considerado como uno de los más importantes acontecimientos de la Historia, pues sus consecuencias, hoy en día, permanecen vivas en el contexto religioso, político, económico y cultural en el mundo.

Se conoce con el nombre de Reforma Protestante al movimiento religioso de tendencia renovadora que se produjo en Europa en el siglo XVI y que originó, a su vez, la ruptura de la unidad cristiana y la consiguiente formación de otras Iglesias, independientes de la autoridad papal.

La Reforma Protestante que inició en Alemania, fue un movimiento reformador liderado por el monje alemán Martin Lutero que publicó sus 95 Tesis, donde criticaba la venta de indulgencias, como una reacción contra las doctrinas de la Iglesia Católica Apostólica Romana, bien pronto esta nueva visión se difundió por varios países de Europa, tomando en muchos de ellos la forma de un movimiento político, económico y social.
Dentro de estas 95 tesis encontramos 5 que son sobresalientes:

Solo escritura, por medio de la Biblia inspirada por Dios
Solo fe, por la fe Dios salva
Solo gracia,  por su gracia se obtiene la salvación
Solo Cristo salva

Solo Dios merece la gloria

Principales causas de la Reforma Protestante

La corrupción del Clero

A comienzos del siglo XVI, la iglesia hacia frente a una difícil situación, como consecuencia de la conducta extraviada de los líderes de la Iglesia Católica, quienes olvidando su condición, no procedían al margen de las enseñanzas religiosas.
La Corrupción en las costumbres, la ignorancia, la gran sed de riquezas, la carencia de vocación eclesiástica, el olvido de los sagrados deberes religiosos y la relajación de la disciplina, eran las manifestaciones de este estado de crisis.
Igualmente estimularon esta reforma las críticas al Clero, acerca de las riquezas y el lujo desmedido en que vivían los lideres religiosos, contrarios a la sencillez, humildad y pobreza del pueblo y  a su vez a  la concesión inmoderada de indulgencias.

La difusión de la Biblia

Debido a la aparición de los nuevos inventos como la imprenta y el papel fue posible la difusión de la Biblia, el libro Sagrado que contiene los Evangelios, fuente de la palabra de Dios. El bajo precio y su fácil lectura contribuyeron a su generalización. Desde 1457, hasta 1518, salieron a la luz más de cuatrocientas ediciones de la Biblia,

El Humanismo

La influencia del Humanismo y la difusión de la Biblia, originaron las críticas a las ideas religiosas sostenidas por la Iglesia, se afirmaba, una marcada contradicción entre las enseñanzas de los Libros Santos y la conducta del clero. Se llegó a la conclusión de que cada creyente podía interpretar el contenido bíblico según su propia conciencia, sin la intervención de la Iglesia Católica. “La invención de la imprenta y el progreso de la educación ponían la Biblia al alcance de todos esparciendo la convicción de que la salvación del alma y el perdón de los pecados podían perseguirse con solo observar rectamente los preceptos de la Sagrada Escritura”.

La Concesión inmoderada de Indulgencias Las críticas a la Iglesia precipitaron la Reforma, cuando se produjo la concesión inmoderada de indulgencias, ósea el perdón de los pecados mediante limosnas como pago a la Iglesia. Esta distribución de indulgencias, a la que se llamó la venta, se llevó a cabo por orden del Papa León X, con el propósito de recaudar fondos para la terminación de la Basílica de San Pedro, en Roma.

Consecuencias de las Reforma Protestante

La intolerancia Religiosa
Un efecto inmediato y desafortunado de la Reforma Protestante fue la intolerancia, que se expresaba en la persecución y guerras religiosas.
La muerte o la prisión a manos del Tribunal de la Santa Inquisición eran solo un ejemplo de esta intolerancia religiosa.

La Contrarreforma Católica
La Iglesia Católica usó todos los mecanismos para impedir el avance de la Religión protestante en Europa y en las colonias europeas de América. Ejemplo de esto es la reactivación del Tribunal de la Inquisición “Santo Oficio”; y la publicación de la lista de libros prohibidos para la lectura de los católicos.